Last Minutes with Oden

Este es un ejemplo clásico de cómo cualquier historia, por pequeña que sea, puede hacerse grande. En 2010, Jason Wood permitió al realizador Eliot Rausch grabar y pasar junto a él y su familia las últimas horas de su perro Oden que iba a ser sacrificado para dejar de sufrir por el cáncer de padecía.

El amor por el animal y el sufrimiento por la pérdida quedan perfectamente reflejados en poco más de seis minutos de factura espectacular.

Last Minutes with Oden recibió el premio de Vimeo de ese año a mejor vídeo documental entregado por la comunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s